em_ecuador
Con la fuerza colectiva de Chávez el pueblo siempre ha vencido las adversidades PDF Imprimir E-mail

030517 Siembra Comandante 2Caracas, 05 de marzo de 2017 (AVN).- Desde que el pueblo llegó al poder político en Venezuela en 1999, con Hugo Chávez como su líder, no pocas adversidades han amenazado constantemente el avance de la Revolución Bolivariana. Este domingo cuando se cumplen cuatro años de la siembra del Comandante, los desafíos no han cesado, y tampoco los bríos de un pueblo que se mantiene en lucha permanente, unido por la fuerza colectiva de Chávez, esa misma fortaleza de consciencia que le ha permitido afrontar y vencer siempre las dificultades en estos primeros 18 años del proceso bolivariano.

El paro de 2001
La burguesía, que vivía de la renta petrolera y el latifundio, convocó un paro en diciembre de ese año contra la decisión democrática del pueblo de hacer justicia social con plena independencia. Un paquete de 49 leyes habilitantes fue el detonante. Dos áreas sensibles provocaron la arremetida de los grupos económicos: el manejo soberano de la tierra y el petróleo. El pueblo se mantuvo firme en defensa de las leyes y se anotó una victoria popular.

Golpe de 2002
Una guerra mediática y económica sin precedentes devino en un golpe de Estado de 2002. Cuando todo parecía perdido, con los líderes bolivarianos perseguidos por orden de los golpistas que ya estaban instalados en el palacio de Miraflores, el pueblo con la fortaleza de su consciencia y unidad cívico miliar recuperó la democracia y regresó al poder a su líder, el Comandante Chávez, depuesto por 48 horas. El pueblo venció con hidalguía.

Otro paro
Esta vez fue paralizada en 2002 la industria petrolera del país, controlada entonces por la oligarquía nacional que sometió al pueblo trabajador venezolano a largas colas por combustible, escasez de alimentos, fallas en el transporte colectivo y en el sector hospitalario, falta de gas para cocinar. Provocado con alevosía para un escenario calculado de estallido social, la población resistió y se sobrepuso a los efectos de esa medida desestabilizadora.

"Creyeron que Chávez no aguantaba el paro, pero se equivocaron porque no es Chávez, esto no es de un hombre, aquí lo que hay es un pueblo con dignidad, aquí lo que hay es un colectivo dando una batalla como nunca antes", dijo Chávez.

Referendo
Confiados en cobrar saldo político de una feroz campaña mediática en la que intentaron hacer creer a la población que la Revolución era una "amenaza", los partidos de derecha convocaron a un referéndum revocatorio el 15 de agosto de 2004. Con el 59% de los votos, el pueblo ratificó a Chávez, y despejó el horizonte del peligro-este sí- que representaba el regreso de las oligarquías al poder. Con lealtad, el pueblo venció sin miedo.

Crisis financiera
En 2009 ya no era la derecha local, sino los efectos de su sistema capitalista –colapsado- que amenazaba a incluir a Venezuela en una crisis financiera internacional que hacía mella en la clase trabajadora mundial, incluyendo la de Europa y Estados Unidos.

Contrario a soluciones de corte neoliberal, la clase trabajadora venezolana no sintió "la más mínima brisa del impacto de la crisis"-como lo dijo Chávez- y estuvo protegido en sus derechos sociales con un aumento gradual del 20% del salario mínimo, entre otras medidas aplicadas ese año. El pueblo afrontó esa batalla con protección social.

Sequía
Con el asecho permanente de la derecha, para ganar provecho de cualquier adversidad, la población batalló contra una sequía (2008-2009) ocasionada por el fenómeno climatológico El Niño, que afectó el sistema hidroeléctrico nacional, con racionamientos planificados de agua aplicados por parte del Gobierno Bolivariano para superar-como ocurrió- esa coyuntura.

Lluvias
Luego fueron las lluvias. Las que hacían falta en el 2008 por la sequía, llegaron a finales de 2010 con una intensidad que colocó al país en una nueva situación adversa: al menos 120.000 personas quedaron sin hogar, damnificados, sin techo propio. Del problema surgió una respuesta con espíritu colectivo en el 2011: La Misión Vivienda Venezuela, que hasta ahora ha construido más de un millón 500 mil hogares para las familias venezolanas.

Victoria heroica
Con la partida física del Comandante Chávez el 05 de marzo de 2013, la derecha intentó aprovecharse del desconcierto y el dolor que embargaba al pueblo para hacerse del poder político en unas elecciones presidenciales inesperadas en abril de ese año. En medio de la tristeza, el pueblo hizo de esa gran adversidad una victoria heroica al elegir como presidente de la República a Nicolás Maduro.

Guarimba
Frustrada por las sucesivas victorias populares, la ultraderecha nacional a principios de 2014 envolvió al país en un guarimba –que dejó un saldo de 43 fallecidos y más de 800 lesionados- como parte de un plan desestabilizador para derrocar al primer presidente chavista. El poder popular hecho gobierno resistió estoico, con ingenio y supo superar esta dificultad.

Guerra económica
Iniciada por sectores vinculados a la derecha, la severa distorsión de las cadenas de distribución y producción de rubros básicos, entre ellos alimentos y medicinas, plantea una nueva adversidad al poder popular que combate con fuerza chavista para crear una nueva cultura socioproductiva, con organización y con la consciencia de lucha fortificada en estos 18 años de Revolución en defensa del derecho de avanzar unidos hacia el desarrollo nacional, con verdadera libertad e independencia.

Más imágenes

030517 Siembra Comandante 1

 

030517 Siembra Comandante 3

030517 Siembra Comandante 4

030517 Siembra Comandante 5

030517 Siembra Comandante 6

030517 Siembra Comandante 8

030517 Siembra Comandante 7