em_ecuador
La Constituyente iba a proponerse en la Mesa de Diálogo, pero “no había interlocutor con quien hablar” PDF Imprimir E-mail

constituyentes2017Caracas, 05 de mayo 2017 (Alba Ciudad).- Elías Jaua, presidente de la Comisión Presidencial para la Asamblea Nacional Constituyente, acudió junto a la canciller venezolana, Delcy Rodríguez a una reunión con el Cuerpo Diplomático acreditado en el país, realizada en la Casa Amarilla, en Caracas. Desde allí, hicieron un resumen de los esfuerzos del gobierno encabezado por el Presidente Nicolás Maduro para dialogar con la oposición. Reiteró que gobernadores y diputados han convocado abiertamente a la rebelión contra el Estado y las autoridades nacionales.

"No son manifestaciones pacíficas"

"En Venezuela el Estado no está enfrentando manifestaciones pacíficas", explicó Jaua. "Hay un esquema mediante el cual se pretende cubrir la violencia con manifestaciones pacíficas en las mañanas, que degeneran todas ellas en enfrentamientos violentos con la policía, muchas veces armados, en horas de la tarde".

Indicó que "especialmente durante las noches, se ha activado una estrategia criminal de colocar bandas de delincuentes juntos a los sectores generadores de violencia de la oposición, a generar terror e intimidación en comunidades de la ciudad capital y, especialmente en estos últimos días, en la ciudad de Valencia", donde señala que han ocurrido "saqueos, asesinatos y enfrentamientos armados con cuerpos de seguridad del Estado".

Esto, en su opinión, forma parte de una estrategia integral para lograr el propósito central de la oposición, que es llevar a Venezuela a una escalada de lucha armada.

Señaló que importantes dirigentes de la oposición, entre ellos gobernadores y diputados, han convocado abiertamente a la rebelión contra el Estado y las autoridades nacionales. "Y no solamente convocando, sino siendo partícipes directamente en acciones de violencia contra los órganos de seguridad del Estado".

Señala que la escalada violenta tiene como componentes peligrosos el uso de mercenarios de importantes bandas criminales en algunas ciudades del país, junto a una campaña de odio inoculada a través de redes sociales, que han convertido a ciudadanos inocentes en asesinos.

Citó al abogado que desde su apartamento lanzó una botella de agua congelada contra una manifestación de chavistas, influido "por toda esta campaña para asesinar a cualquier chavista que vea en el camino", lo que hizo que terminara "asesinando a una humilde mujer trabajadora (Almelina Carrillo) y perjudicando su propia vida y su familia".

También recordó que lo mismo ocurrió en San Cristóbal cuando un militante de un partido de la oposición disparó contra un grupo de motorizados, sintiéndose legitimado a hacerlo "porque son chavistas", y terminó asesinando a una trabajadora, Paola Andreína Ramírez

"Estos elementos se atribuyen al Estado venezolano: muertes producidas por sectores de la oposición y personas llevadas por el odio", recalcó Jaua Milano.

Insurgencia armada por grupos opositores
Señalan que, tras hacer una valoración del momento actual, han diagnosticado que existe "una situación de insurgencia armada por grupos organizados de la oposición, en alianza o usando a bandas de criminales".

Hasta ahora, la respuesta del Estado venezolano ha sido "el uso legal, proporcional y diferenciado de la fuerza", pero "pudiéramos decir que estamos por debajo de los estándares, porque estamos enfrentando a manifestantes armados, con pistolas, escopetas y fusiles en algunos casos, que ha ocasionado la muerte de cinco efectivos policiales y militares, con agua de propulsión, bombas lacrimógenas y contención física de los manifestantes".

"Hasta ahora, el Estado venezolano no ha autorizado el uso de amras de fuego incluso contra manifestantes armados". Explica que "nosotros somos consecuentes con el espíritu y propósito que nos inspiró a construir y elaborar esta Constitución. Una nación democrática y respetuosa de los derechos humanos", y que "nunca más el Estado arremetiera de forma desproporcionada e ilegal contra el pueblo venezolano, como ocurrió en la Masacre de El Caracazo en 1989".

Sólo tres de casi 30 muertos se deben a excesos de cuerpos de seguridad

Explicó que, en el mes de abril, sólo en 3 casos puede hablarse de excesos de cuerpos de seguridad, en su mayoría policías que actuaron de forma aislada, quienes inmediatamente fueron detenidos y sometidos a la justicia venezolana.

Sin embargo, acotó que hay una decisión y una acción de hacer armas contra la República, como ha dicho el propio Presidente Maduro, y la República tiene derecho a defenderse con los medios legales que tiene el Estado, y con las acciones políticas necesarias para destrancarlo.

El diálogo

Al respecto, recordó que desde junio del año pasado se han hecho grandes esfuerzos por el diálogo, aceptándose el acompañamiento de Unasur, los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos, y el Papa Francisco, "se logró que en el mes de noviembre nos sentáramos y acordáramos un documento de convivencia que, por ciento, ha sido totalmente violando por esta escalada de violencia y odio; y una ruta para normalizar las relaciones entre las instituciones del Estado"

La ruta comenzaba por la decisión en plenaria de la Asamblea Nacional, de acatar la decisión de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia, y desincorporar a los tres diputados que ilegalmente habían sido incorporados a la Asamblea Nacional. "Esa sola decisión, que dependía y sigue dependiendo exclusivamente de la mayoría opositora, abría el camino para la repetición de esas elecciones (...) donde se cometió el fraude", en el estado Amazonas. Al hacerlo, "ellos podían activar el ejercicio de su mayoría: legislar y debatir".

"Esto abría el escenario para fijar un cronograma acordado e ir este mismo año a las elecciones de alcaldes y gobernadores". Jaua explicó que la oposición nunca tomó la decisión de caminar por la ruta acordada.

Explicó que el Presidente Maduro instruyó a la Comisión de Diálogo que siguiera insistiendo con los dirigentes opositores: "¡Búsquenlos! ¡Llámenlos! ¡Persíganlos, para volver a tomar el camino acordado! Todo esto fue imposible".

El 19 de abril, el Presidente Maduro, en la multitudinaria concentración revolucionaria hecha ese día, ratificó a la Comisión de Diálogo por parte del gobierno y la amplió con la participación de asesores, como el Dr. Hermann Escarrá y José Vicente Rangel.
Maduro, en ese momento, les dio la instrucción de plantearle a los dirigentes opositores un acuerdo para convocar a una Asamblea Nacional Constituyente. "Eso tampoco fue posible", explicó Jaua. "Ante la imposibilidad de sentarnos a dialogar con alguien; ¡no tenemos interlocutores! El Presidente de la República no tiene un interlocutor con quien hablar de política, de democracia y de elecciones en nuestro país".

Esa es la razón por la que el Presidente tomó la decisión de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, para abrir el diálogo con todo el país. "Ante la negativa y el último (más reciente) esfuerzo sincero" para el diálogo, "el Presidente dijo: 'yo no puedo esperar más. Yo soy el responsable de la paz de la República, y tengo que garantizar una salida política, democrática y constitucional, la creación de un espacio".

Por ello, usó los artículos 347 al 349 de la Constitución para invocar al Poder Originario y, bajo la rectoría del Poder Electoral venezolano, se convoque a elecciones por iniciativa ciudadana en dos ámbitos: circuitos territoriales y ámbitos sectoriales, convocando a los más importantes del país: campesinos, estudiantes, empresarios, entre otros.

Trabajadores elegirán sus Constituyentes usando registro del IVSS

En ambos casos, los miembros de la Constituyente serán elegidos en base a los registros. Por ejemplo, en el circuito sectorial, los trabajadores están registrados en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), que es un registro histórico. Lo mismo que los pensionados. "Sobre ese registro, validado por el Poder Electoral, los trabajadores elegirán a sus constituyentes. ¿Quienes los postulan? Los trabajadores y trabajadoras, por iniciativa propia".

El CNE determinará y reglamentará los avales y bases comiciales, tales como un número de firmas, según el artículo 293 de la Constitución, y convocará a las elecciones de los constituyentes.
"Es una salida política, institucional, democrática para abrir un gran diálogo nacional a favor de la paz y la convivencia", explicó Jaua. "El día de ayer estuvimos reunido con los líderes políticos de la alianza revolucionaria"; y se ha convocado formalmente a la Mesa de la Unidad Democrática, el lunes a las 11 de la mañana en el Palacio de Miraflores, para una reunión sobre el tema.

Señaló que se ha convocado a la Conferencia Episcopal venezolana, a los voceros de las principales religiones, en la tarde se reunirán con rectores de universidades públicas y privadas, este sábado se reunirá con los empresarios y "personalmente, por instrucciones del Presidente Maduro, he hablado con el Presidente de Fedecámaras para invitarlo", señaló.

Indicó que también se han reunido con los sindicatos, incluyendo con voceros de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV, opositora). "Pedimos toda la ayuda necesaria para que los sectores de la oposición abandonen el escenario de la no política, de la violencia y la lucha armada", indicó Jaua. "¡Vamos a medirnos y a contarnos! ¡Que el pueblo decida! La Asamblea Nacional Constituyente son elecciones. ¡Si ellos dicen que tienen mayoría, tienen la gran oportunidad de demostrarlo!".