em_ecuador
Chávez lamenta ausencia de cumbre ASA en Trípoli por invasión a Libia PDF Imprimir E-mail

Pdte Chavez en consejo de Ministro 2

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, destacó este lunes la importancia del compromiso de cooperación que nació hace dos años en la cumbre Africana y Suramericana (ASA), celebrada en la isla de Margarita, cuya próxima edición quedó frustrada en vista de que se realizaría en Trípoli, capital libia, nación sumida en una crisis política y social tras la intervención de las potencias occidentales.

"En Margarita nació la cumbre Africana y Suramericana (ASA) donde los medios mundiales la trataron de ocultar" por el compromiso político asumido por los países miembros de agilizar la integración de ambas regiones.

El mandatario venezolano se lamentó que la siguiente edición de la cumbre ASA quedara frustrada a causa de la violenta invasión que ha generado una masacre de civiles inocentes y ejército leales a Gaddafi en función de los intereses occidentales.

"Más de 500 años de dominación de imperialismo y de miseria, fue lo que nos dejó el imperio. Deberíamos estar preparándonos para la cumbre de Trípoli pero no fue posible", dijo.

Recordó que la siguiente sede para la II cumbre de la ASA "se acordó que fuera Trípoli, deberíamos estar preparando la segunda cumbre África Suramérica que le da miedo al imperio estadounidense", señaló.

En esa oportunidad, septiembre de 2009, los líderes de América del Sur y de África sellaron una alianza para profundizar la unidad de las dos zonas con el compromiso de reencontrarse en Libia. "Espero (..) que nos veamos allá, en la Libia popular, socialista, en el 2011. Nos vemos en Libia", declaró el presidente venezolano y anfitrión de la cita, Hugo Chávez, al clausurar la reunión.

En un contacto telefónico realizado en la mañana de este lunes a la estatal Venezolana de Televisión, Chávez recordó que en esa cumbre donde participaron ocho líderes suramericanos y unos 20 líderes africanos, entre ellos el coronel Muammar Al Gaddafi.

Respeto a la vida

El jefe de Estado venezolano abogó porque se respete la vida del líder Muammar Al Gaddafi y del pueblo "ante la evidente invasión aérea y masacre" que desde hace casi seis meses lideran las fuerzas de la Organización Tratado Atlántico Norte (OTAN).

Recordó que los países colonialistas mantuvieron durante varios siglos la dominación en varias naciones africanas y árabes hasta que llegaron líderes como Gaddafi en Libia a detener la hegemonía sobre su nación.
 
"Estoy seguro que Gaddafi no piensa en irse de Libia sino en resistir con la fuerza que le queda desde el punto de vista militar y popular", expresó.

"Abogamos porque se respete la vida del pueblo libio, de Gadaffi, que se detenga esa locura. Ojalá tengamos tiempo, la Unión Africana está proponiendo desde hace tiempo un acuerdo de paz mientras lo que hacen las fuerzas colonialistas parece una barbarie, una locura, la guerra sin fin, no hay parámetros", enfatizó.

Asimismo, Chávez dijo que no se debe perder de vista la amenaza hacia otras naciones como Siria e Irán, que se mantiene latente en la misma línea de ataque contra Gobiernos que no se apegan a la ideología del imperio.

"Está la amenaza contra Siria que se pudiera extender por el Oriente Medio y hasta con Irán y también están las amenazas contra nosotros, que no hay que perder de vista, estamos en esa lista sólo que en un segundo plano, en otro nivel y otras condiciones" refirió el líder suramericano.

Precisó su deseo por detener tanta "locura y barbarie.

"Anhelamos que se detenga esa locura, que le pongan freno a la locura de la guerra".

Las presiones del imperio

Chávez dijo durante el contacto telefónico que muchos países apoyan al rebelde Consejo Nacional de Transición (CNT) como el único órgano que se opone al líder Gaddafi, pero lo hacen por mantener la línea occidental ante la posibilidad de resultar agredidos por la coalición atlántica.

"Nadie sabe las presiones, las amenazas del imperio y sus aliados, pero nosotros tenemos que ir en una contraofensiva, no quedarnos de brazos cruzados, estamos con el ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), con sus firmes posiciones sobre el supuesto gobierno libio", aseguró.

Agregó que "ahora contamos con la firme la posición de Cuba, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, la Unión Africana y por supuesto Venezuela, para realizar un contraataque más coordinado que no se puede quedar callado ante tanta barbarie".

Recordó el plan Balboa, que en 2001 comprendió operaciones por aire, tierra y mar a través de las que Estados Unidos junto con sus aliados, autorizados por la resolución 1580 de Naciones Unidas, atacaban el occidente de Venezuela para hacerse de sus reservas de petróleo.

"Nos encargaremos de impedir que eso ocurra, el plan Balboa o la misma OTAN. Esta es una tierra de paz, Venezuela seguirá transitando el camino de la paz y la democracia", resaltó el líder venezolano.

 

teleSUR / dg - YR

 
otras-noticias
todas-noticias

youtubemas-canal

facebook